Colombia, 21 de Abril de 2014
Biblioteca Virtual Búsqueda Videoteca Contacto
Don Jose Maria Arango Carvajal y Cordoba Don Jose Maria Arango Carvajal y Cordoba

Ir a página:  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  16  |  17  |  18  |  19  | 
 

Manuel Sagipa Bogotá

masabogota@gmail.com

El Horror de la Conquista

Colón en la EspañolaLa rápida apropiación de los metales preciosos por los conquistadores, sus crecidas remisiones a la Península pronto agotaron los bienes acumulados, durante siglos, por los indios. Los primeros años fueron de una crueldad inaudita. Los conquistadores forzaron a los nativos en entregar sus reliquias religiosas (el oro no era sinónimo de riqueza, sino se utilizaba para las ofrendas) mediante los más atroces suplicios y espeluznantes muertes. No era raro ver cientos de indios, niños, jóvenes, viejos, hombres o mujeres cargar el estigma del desmembramiento. Sus ojos, narices, orejas, manos y piernas eran amputados como escarmiento por no alcanzar las cuotas de oro que debían entregar a sus nuevos amos. Muchos hombres fueron castrados y las mujeres sufrieron el cercenamiento de sus senos. Los más miserables, les tasajeaban las piernas, mientras frente a sus ojos, los grandes perros alanos que acompañaban a las huestes, eran alimentados con sus carnes o simplemente se les hace un encierro, y con las manos atadas a la espalda se deleitan los europeos en ver como luchan contra los canes hambrientos, que en últimas los devoran.

Llegaría el momento en que los indios ya no tenían más tumbas, ni templos, niIndigenas laboran en minas oratorios para saquear, ni los europeos podían encontrar grandes caciques para secuestrar y pedir rescate. Los conquistadores ahora son obligados a producir las riquezas.  Entonces es la tierra la que juega un papel primordial en la hechura de fortunas, pero la tierra sin vasallos para hacerla producir, tampoco sirve.

Poco ha que los españoles lograban la conquista de la Alhambra, con lo que se había conquistado el mundo de los moros en la península. Esa lucha que les había costado siete siglos, les había enseñado que a los "infieles" se les podía quitar todas sus pertenencias y esclavizar o pedir "rescate" por los más importantes prisioneros. Los indios eran paganos y esa era razón más que suficiente para hacerles la guerra y esclavizarlos. Eran igual de infieles a los moros, ¿porque no aplicar la misma ley?

Aquellos argumentos "lógicos" legitiman la esclavitud de los indígenas y nuevamente, sin haberse acabado la anterior, comienza una nueva barbarie. Así los sobrevivientes de los ignominiosos primeros años, se convierten en un bien preciado, pero la extensión territorial es muy mayor a la cantidad de población indígena por lo que su persecución revistió un verdadero drama. Son cazados como cualquier otro animal silvestre. Una vez capturados, "son herrados" y reducidos a la esclavitud sin el más mínimo miramiento. Obligados a laborar en las peores condiciones, hasta su muerte. Pululan los mercados de esclavos, y en el Archivo de Indias hay abundantes pruebas documentales sobre estos remates, autenticadas por notario público.

Fray Bartolomé de las Casas afirmaba: "La tiranía que los españoles ejecutaban contra los indios en sacar o pescar de perlas, es una de las más crueles y condenadas cosas que se pueden ver en el mundo; no hay vida infernal y desesperada en este siglo que se le pueda comparar, aunque la de sacar el oro en las minas sea en su genero gravísima. Métenlos en la mar en tres o cuatro brazas de hondo, desde la mañana hasta que se pone el sol; están siempre debajo del agua, nadando sin resuello, arrancando las ostras donde se crían las perlas. Salen con unas redecillas llenas de ellas a lo alto y a resollar, donde está el verdugo español en una canoa o barquilla, y, si se tardan en descansar, les dan de puñaladas y por los cabellos les echan  al agua para que tornen a pescar. La comida que les dan es pescado, y del pescado que tienen las perlas y pan cazabí...................

Indice 

 
Ir a página:  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  16  |  17  |  18  |  19  | 
Contáctenos
Biblioteca Virtual Búsqueda avanzada Contáctenos