Colombia, 24 de Abril de 2014
Biblioteca Virtual Búsqueda Videoteca Contacto
Don Jose Maria Arango Carvajal y Cordoba Don Jose Maria Arango Carvajal y Cordoba

Ir a página:  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  16  | 
 

NAVAS.

 Don Domingo y don Bernabé  de Nava y Miranda, eran naturales y patrimoniales de Santa María de Arroes, consejo de Villaviciosa, en España. Hijos legítimos de don Domingo de Nava y doña Ana María Estrada Miranda. Este apellido, que aquí encontramos como Nava, con el tiempo, en el Nuevo Reino, cambió por el Navas que conocemos. Don Domingo se estableció en San Juan de Girón. Donde murió en 1743. Dueño de valiosas propiedades y semovientes en el sitio Bucarica.  Alcalde de primer y segundo voto en Girón. Casado con doña Tomasa Mantilla de los Rios Martín-Nieto de Paz,  hija del capitán Francisco Fernández Mantilla de los Rios y doña María de Martín-Nieto de Paz y Castillo. De este matrimonio nació una muy abundante descendencia de once hijos, Navas-Mantilla.

Don Bernabé de Nava, el hermano de don Domingo, nacido por 1685 en Arroes Asturias, fué gobernador y capitán general de la provincia de San Juan de Girón., donde ocupó todos los cargos especialmente en el ramo judicial. Testó en esa ciudad en 1758. Había casado con doña Josefa Mantilla de los Rios y Martín-Nieto de Paz., hermana de doña Tomasa. Dos hermanos casados con dos hermanas. De este matrimonio nacieron diez y seis hijos. Ambas familias, en su mayoría fueron vecinos  de Girón y de las poblaciones vecinas. Hoy encontramos este apellido extendido  por todo el país.

OLARTE.

Don Martín de Olarte y Olabarrieta, natural de Vizcaya, hijo legítimo de don Martín de Olarte y doña Marina de Olabarrieta. Pasó a las Indias hacia 1546  con don Pedro de Gasca, pacificador del Perú y luego llegó a Santa Marta  con don Pedro de Ursúa. Se avecindó en la provincia de Vélez, donde tuvo las encomiendas de Borachica, Maracay, Orocué y Buraque. Casó en Vélez  en primeras nupcias con doña Marina de Ochoa, hija legítima del conquistador Juan Alonso Martín Hincapié y doña Marina de Ochoa, española que llegó con su padre don Juan de Ochoa. De este matrimonio nació una hija doña Marina de Ochoa y Olarte. Don Martín en segundas nupcias casó con García Deza Arenas, hija de  de los españoles Joaquín Deza y doña Leonor Arenas, matrimonio del cual  nacieron ocho hijos. De los varones, los troncos mas conocidos fueron tres; Don Francisco de Olarte y Deza, alférez mayor de Vélez, encomendero y casado con doña Laureana de Angulo y Velasco.  La descendencia del maestre de campo don Juan de Olarte y Deza quien contrajo primeras nupcias con doña María de Vuslinza de La Reategui y en segundas nupcias con doña María Luisa Ospina Acuña. Del primer matrimonio solo hubo una hija doña Juana Olarte La Reategui. Del segundo matrimonio nacieron, que sepamos, nueve hijos Olarte Ospina. Y por ultimo la descendencia de don Juan Bautista de Olarte Deza, nacido en Vélez por 1582 y casados dos veces. La primera con doña  Ana del Castillo y Murcia con quien tuvo siete hijos. En segundas nupcias con doña Lucia Ángel de Angulo, sin descendencia.

 La numerosa familia Olarte formó una distinguida y notoria élite social en la región y debe considerarse como una de las principales familias del lugar.

OTERO.

Varios personajes con este apellido llegaron de España al Nuevo Reino, todos  ellos contemporáneos y además llegaron a la misma región. Tenemos noticia de dos grandes descendencias. La una  fundada por don Cristóbal de Otero Flor y Ceballos,  residente en Vélez en 1670 y de cuarenta años, prestante personaje en esa ciudad. Allí casado en primeras nupcias con doña Juana Chacón Arrollo y Ramírez  hija de don Sebastián Chacón de Luna Arroyo y doña Isabel Ramírez de Benavides y fueron padres de cuatro hijas casadas, con descendencia.  Falleció en Vélez el 12 de julio de 1697. Al parecer el apellido de esta rama desapareció en la línea femenina a los pocos años.

La otra rama del apellido  fue la fundada por don José Antonio de Otero Dozal y Gómez Vega, natural de Frama provincia de Valladolid y bautizado el 2 de mayo de 1683 en la ciudad de Medina de Rioseco, hijo legítimo de don Roque Otero Dozal y doña Manuela de Peñalver Pernía. Fue vecino de San Gil, familiar del Santo Oficio. Casó en primeras  nupcias con doña Teresa de Bulnes Herrera y Cossio, hija de don Andrés de Bulnes Herrera y Cossio, Caballero del hábito de Santiago y doña María Pérez de Madiz. En segundas nupcias casó con doña Ursula Benítez Durán, hija de don José Benítez y doña Juana Rodríguez Durán y Martínez. Del primer matrimonio no hubo descendencia y del segundo nacieron siete hijos con una muy numerosa descendencia, todos nacidos en San Gil y sus familias se  extendieron en la región.

Este apellido, lo mismo que los apellidos Angulo, Olarte y Pinzón, son muy reconocidos en la provincia de Vélez y tuvieron su génesis para todo el país desde esa importante ciudad.

ORDÓÑEZ.

Españoles con el  apellido Ordóñez, encontramos varios en el Nuevo Reino de Granada desde la época de la Conquista y durante toda la Colonia. Apellido patronímico, es castellano de Zamora y probó su nobleza en todas las órdenes con varios y distinguidos personajes. Para nuestro estudio tomaremos la descendencia de don Manuel Ordóñez Valdés y Rodríguez Solís, nacido el 26 de diciembre de 1689 y bautizado en la parroquia de San Juan de Río de Miera, de la villa y consejo de Aller en Asturias.  Hijo legítimo de don Miguel Ordóñez Valdés y doña María de las Mercedes Rodríguez Solís y Bernardo de Quirós, casados en Santibáñez en 1688. Se dice que don Manuel fue llamado por un tío suyo radicado en Guadalajara, Nuevo Méjico y obtuvo su pasaporte en Cádiz en 1717, para viajar a ese sitio. No sabemos la causa del cambio de destino pero nos encontramos con él en San Juan de Girón donde vivió muchos años e hizo una inmensa fortuna, pues su testamento, en junio de 1754, nos habla de estancias en Rionegro, Suratá, Piedecuesta, y propiedades en ganados en San Juan de Girón. Allí ocupó los cargos de alcalde la Santa Hermandad, alférez real y alcalde ordinario.  Casó con doña Josefa Mantilla de los Rios, hija del capitán Manuel Mantilla de los Rios y doña Ángela de las Heras y Pantoja. Fueron padres de catorce hijos, casi todos con descendencias y radicados en San Juan de Girón y las poblaciones vecinas. Este apellido aunque hay diversos troncos en varias regiones, ha sido originario de actual departamento de Santander  y está muy extendido en todo el país.

PACHECO

Este apellido es de origen castellano de Belmonte, Cuenca, al parecer portugués. Probó su  nobleza en todas las  órdenes españolas y tuvo distinguidos personajes en sus ancestros. Al Nuevo Reino de Granada llegó por 1541 con el gobernador Jerónimo de Lebrón, don Diego García Pacheco casado con doña María de Carvajal. Vecinos de Tunja y padres de don Antonio de Carvajal, regidor de Tunja y encomendero de Garagoa y a  don Pedro Pacheco de Carvajal. No conocemos las generaciones que hay de estos genitores y la de los personajes que encontramos en Ocaña   desde 1704. Se trata de don Manuel López Ramón Pacheco casado con doña Dolores Martín del Albercón, y quienes fueron padres de don Juan Martín Pacheco casado con doña Isabel de Carvajal y quienes a su vez fueron padres de don Juan Martín  Pacheco Carvajal el esposo de doña Rosa Jácome Morineli, hermana de el fundador de la familia Jácome en Ocaña. El apellido Pacheco en muy pocas generaciones y a través de señalados matrimonios con las principales familia de la región  formó un linaje procero y de  conocidas ejecutorias a favor de la nueva República.

PERALTA.

Apellido de origen aragonés. Don Santiago de Peralta y doña María Subionde, casaron en Pamplona, Navarra, España de donde eran vecinos, en el año de 1753 y fueron padres de un hijo don Pedro Agustín de Peralta Echavarria quien casó en Pamplona, en el Nuevo Reino, el 20 de julio de 1797 con doña Petronila Jácome Guerrero, hija de Agustín Jácome Villamillón y Francisca Guerrero Vega. Don Pedro Agustín, hombre muy adinerado, ocupó en Pamplona, los cargos de Teniente de Corregidor, Justicia Mayor, Alcalde Ordinario, Sindico Procurador, Padre general de menores. Del matrimonio de don Pedro Agustín y doña Petronila,  nacieron once hijos según el testamento de don Pedro  el 8 de abril de 1807, registrado en la notaría de Pamplona. Al parecer quien siguió la descendencia del apellido fue don Miguel Gerónimo, quien dice su padre que emancipó "así por su buen juicio y procedimientos, como también por haberle nombrado el excelentísimo Virrey, oficial meritorio en la real contaduría de esta ciudad."  Esta familia se extendió por la región y especialmente en Ocaña.

 PINZÓN.

El primero de apellido Pinzón que encontramos es a don Juan Beltrán Pinzón al  parecer criollo, nacido a mediados del siglo XVI y fallecido en 1634, vecino de Vélez.  Según don Alonso de Zamora, era descendiente de los famosos Pinzones, compañeros de Colón y  tripulantes de las carabelas. En 1592, don Juan, desempeñaba el cargo de alcalde  mayor de indios en la ciudad de Vélez. En 1597 era corregidor en Guatavita. Encomendero en Coraota y  Moncora, encomiendas que luego heredó su hijo Juan. Casó en 1590 con doña María de Mayorga y Tello, fallecida antes de 1634, y sepultada en Villa de Leiva. Hija de  don Juan de Mayorga quien sirvió al Rey  en las guerras de Italia. Llegó a  La Española en 1534 y casó en Santo Domingo con doña María de Cazalla y Tello. Luego pasó al Nuevo Reino en 1543, y allí fué  encomendero en Ubaza y Chirimuite, vecino de Vélez. Don Juan Beltrán Pinzón y doña Maria fueron padres de nueve hijos. Tres de ellos, el   capitán Juan, don Pedro, y don Francisco Beltrán Pinzón Tello de Mayorca, nacidos y vecinos de Vélez donde fueron  casados con  descendencia  y fueron  los genitores de este apellido en el país, apellido que fue uno de las más numerosos, de mucho prestigio social y de dirección civil y eclesiástica en Vélez en toda la región del oriente colombiano.

PLATA.

El tronco de la familia de este apellido en nuestro país, fue don  Francisco Félix de la Plata y Domínguez, nacido en San Lucar de Barrameda, hacia 1660 y fallecido en El Socorro el 9 de enero de 1730. Era hijo de don José Antonio Marques de la Plata y Arévalo y doña Ana María Domínguez. Se cuenta que los Márquez en Galicia eran dueños de una mina de plata y don José Antonio era platero de profesión. El agregó al Márquez el apelativo Plata por el llamado común de "Los Plata" a su familia. Con el tiempo este apellido terminó solamente con el apellido de la Plata como conocemos a nuestro genitor. Don Félix llegó a Cartagena de Indias por 1682 y se avecindó en San Juan de Girón, donde ocupó el cargo de Contador de Cajas Reales En 1685  se trasladó a recién fundado poblado de Chianchón, que luego fue el Socorro. Llegó con el título de capitán de infantería española. Casó el 30 de noviembre de 1688 con doña Josefa Martín Moreno y Meneses "criolla natural de estos reinos." Hija legítima de José Martín Moreno  y doña Jerónima de Meneses, y fueron padres de doce hijos, de  ellos, ocho varones  todos casados y con descendencias y los cuales  hicieron un noble linaje que se propagó por toda la comarca y por el pais.

PRADILLA.

Este, muy extendido apellido en el actual departamento de Santander, llegó a Guane y a la Villa de San Gil al finalizar el siglo XVII con el capitán  Francisco Pradilla Ayerbe, bautizado en la ciudad de Borja en Aragón el 10 de octubre de 1673. Hijo legítimo de don Martín  Pradilla y doña Isabel  Ana de Ayerbe. En San Gil ocupó  los cargos de Procurador y de alcalde ordinario. Allí casó con doña Bárbara de la Parra Cano, hija legítima de don  Antonio Tomás de la Parra, encomendero de Charalá  y quien había casado con de doña Margarita Amaya de Rueda Rosales. Don Antonio era hijo de don Juan de la Parra Cano, de los reinos de España y uno de los fundadores de San Gil y primer encomendero en Charalá. Casado con doña Francisca Benítez Galeano. Doña Margarita era hija de don Juan de Amaya, español e importante personaje de la región casado con doña Bárbara de Rueda Rosales y Sarmiento.

Del matrimonio del capitán Francisco Pradilla y doña Bárbara de la Parra, nacieron en Guane y San Gil doce hijos. El mas conocido genitor de la familia fue don  Miguel Vicente Pradilla nacido en Guane  el 14 de diciembre de 1727, educado en el Colegio Mayor del Rosario,   casado con doña Teresa Silva de los Reyes, padres de nueve hijos. Esta familia  en su origen fue muy distinguida y apreciada en la región.

PUYANA.

Don Francisco Ambrosio O,Farel ó (O,Faril, apellido irlandes)  nació en Sigüenza, España por el año de 1673 y falleció en Girón el 7 de noviembre de 1736. Llegó al Nuevo Reino de Granada en 1702 y acogió como nombre el  de Francisco  Hernández Puyana.  Se residenció en San Juan de Girón donde ejerció el cargo de Escribano desde 1718 hasta 1736.   Caso con doña  Ana María de las Heras Pantoja, nacida en esa fundación, en 1688, descendiente de los fundadores de San Juan de Girón.  Fueron padres de tres hijos, dos varones, que llevaron como apellidos, Puyana de las Heras: don Juan José, natural y vecino de San Juan de Girón donde casó con doña María Mantilla de los Rios hija del capitán Juan Mantilla de los Rios y doña María Arenas, con descendencia y don Gregorio Puyana de las Heras casado en Sogamoso con doña  Josefa Bermúdez Nieto. Fueron estos últimos los padres de don José Puyana Bermúdez, quien casó en Bucaramanga en primeras nupcias con doña Eugenia González sin sucesión y en segundas nupcias con doña Ramona Figueroa García padres de don David Puyana Figueroa nacido en 1829, y quien casó con doña Manuela  Martínez Ordoñez de Lara  nacida en 1839, hija de don Eduardo Martínez y doña Juanita Ordoñez Navarro. Don David y doña Manuela fueron padres de doce hijos quienes hicieron un señalado linaje en la región. 

RANGEL.

El apellido Rangel es de origen francés y su escudo de oro en círculo de cinco Flores de Lis, así lo confirma.  En el Nuevo Reino a finales del siglo XVI  lo encontramos  con  don José Rangel Bitela, natural de la ciudad de Nápoles, hijo de Caneloro Rangel y doña  Ángela Bitela y casado con doña Bernardina  de Rioja hija de los santafereños don Marcos de Rioja y doña Juliana del Castillo. Nos encontramos a tres ilustres personajes de este apellido en  las fundaciones de tres ciudades importantes de esta región: a don Alonso Rangel fundador de la ciudad de Salazar de las Palmas en 1583, bajo las órdenes del capitán Juan Velásquez de Velasco; a don Pedro Esteban Rangel entre los pobladores de Ocaña en 1577 y el principal de ellos a don Antón Esteban Rangel,  reconocido  entre los fundadores  de Pamplona y padre de los Rangel de Cuellar vecinos de Mérida Venezuela, quienes al parecer, fueron los genitores del apellido en esta región.

RUEDA.

Este apellido procede de la villa de Rueda, perteneciente al partido judicial de Medina del Campo provincia de Valladolid, desde donde  se extendió por toda España. Al Nuevo Reino llegó don Cristóbal de Rueda González  nacido por el año de 1569 en la Villa de Priego junto a la ciudad de Córdoba en Andalucía, hijo legítimo de Alonso de Rueda y Elvira González españoles y descendientes de la noble casa de Rueda de esa localidad. Se hizo vecino de Tunja  donde lo encontramos en 1593 en una diligencia judicial y dice ser  de ventitrés años. Casó con doña Damiana Pérez nacida en Tunja en 1571. Don Cristóbal y doña Damiana tuvieron seis hijos, dos de ellos varones con descendencia y además casados con dos hermanas: Don Cristóbal nacido en Tunja en 1596 y casado con doña Catalina Sarmiento de Olivera Gonzalez de la Nava, avecindados en Vélez, después en San Gil y con una numerosa y apreciada familia en toda la región. Don Alonso nacido en Tunja en 1605, vecino de Vélez y casado en primeras nupcias con doña Margarita Sarmiento de Olivera. Con mucha descendencia. Uno de ellos con Cristóbal Javier Rueda Sarmiento, propietario de las tierras donde se fundó Zapatoca. Este apellido que esta extendido en todo el País, tiene a sus principales genitores en los departamentos de Santander y Boyacá. 

SANMIGUEL.

 La casa original  de este apellido en España estaba en el Reino de Navarra en el sitio conocido como San Juan del Pie del Puerto. Desde el inicio del poblamiento de nuestro territorio encontramos a  don Cristóbal de Sanmiguel, natural de la Villa de Ledesma en Castilla la Vieja, hijo legítimo de Juan de Sanmiguel y doña Ana Riquel, casado en Santafé con doña Francisca de Silva, hija de don Juan Muñoz de Collantes y doña Mencia de Silva. Don Cristóbal de Sanmiguel, fue un connotado personaje que  perteneció al grupo de los descubridores, conquistadores y pobladores del Nuevo Reino. Llegó inicialmente a  Venezuela con don Nicolás de Federman y  posteriormente al Nuevo Reino. Se residenció en Tunja en 1539. Le fue concedida, por sus grandes méritos, la  encomienda de  Sogamoso, considerada como una de las mejores del Nuevo Reino. Contador de la Real Hacienda  en 1556. Don Cristóbal y doña Francisca, fueron padres de cuatro hijos pero hasta donde sabemos todos cuatro usaron el apellido "Silva Collantes". A la muerte de don Cristóbal fue nombrado como Contador, en el año de 1561, su sobrino don Alonso de Sanmiguel vecino de Cartagena de Indias y casado con doña María de Arellano, quien se trasladó  para completar los años que faltaban del período de don Cristóbal y posteriormente fue nombrado en propiedad por varios períodos. Los Sanmiguel Arellano son los genitores de este apellido en la región.

SARMIENTO.-

Don  Juan Francisco Sarmiento de Olivera nacido en Jerez de la Frontera. De linaje noble. Era hijo del Marqués Alonso Sarmiento de Olivera y doña Mariana de  Guerra y Valderrama. Don Alonso había heredado el marquesado de Casares de su primo Pedro de Sarmiento, y quien a su vez lo había heredado de su padre don José Joaquín Sarmiento de Sotomayor y Aro,  de la Villa del Portillo. Don Juan Francisco llegó a las Indias por 1590 y en año de 1.600 casó en Vélez  con doña Francisca González de la Nava, hija natural del padre Francisco Sánchez Herreño y Beatriz de Torres mestiza  de Turmequé. Don Juan y Francisca tuvieron siete hijos: dos varones y cinco mujeres.  Ellas fueron doña Antonia, doña Catalina, doña Juana, doña Margarita y doña Leonor Sarmiento. Los varones fueron, el maestro Francisco Sarmiento, clérigo  cura de San Juan de Girón, Vicario, Juez de Diezmos y el capitán Alonso Sarmiento, vecino de Vélez. Encomendero y persona principal, quien  casó con doña Cecilia González, hija legítima de  Martín Sánchez de Cozar y doña Isabel Gómez de Sanabria, vecinos de Vélez.  De las hijas de don Juan y doña Francisca, Catalina casó  con don  Cristóbal de Rueda natural de Tunja  y su hermana Margarita casó con don Alonso Rueda,  hermano de don Cristóbal, vecino de Vélez y fueron los  genitores del apellido Rueda;  la otra hermana de ellas, doña  Leonor Sarmiento  fué esposa de don Francisco Mantilla de los Rios.  Las tres casaron con los genitores de dos importantes apellidos de la región, los Rueda y los Mantilla, por lo tanto debemos considerarlas troncos de las más importantes familias de la región.

SERRANO.

Este apellido tiene su casa original muy enoblecida, en Avila de los Caballeros, España. Encontramos en el Nuevo Reino el licenciado Gerónimo Serrano Dávila, español, casado tres veces: La primera en su patria, con doña Ana del Castillo con descendencia, que no conocemos. En segundas  nupcias casó  en Santafé con doña Gerónima Velasco Coronel y fueron padres de doña Andrea Coronel, casada  y con descendencia. En terceras nupcias casó don Gerónimo, con doña  Francisca de Rojas Zorrilla. Don Gerónimo fue relator de la Real Cancillería del Nuevo Reino de Granada y sus hijos fueron: doña Inés Serrano casada con don Antonio de Salazar Falcón sin descendencia y  don José Serrano, nacido en Santafé, donde fué alcalde de la  Santa Hermandad 1658. Corregidor dos veces del partido de Chivatá.   Casado con doña  María de Céspedes, hija de don Lucas Gutiérrez de Céspedes y doña Felipa Silva Corbalán. Don José y doña María de Céspedes fueron padres de  don Jerónimo, don Nicolás, don José y don Antonio Serrano Céspedes.

Encontramos también en Tunja, y por la época, a  don Diego Serrano natural de la ciudad de Valencia, España, casado en Tunja con  Mariana García, hija de Juan García. Fueron hijos de este matrimonio: doña Ana Serrano casada en primeras nupcias  con don Juan  Delgado, y  con don  Nicolás Garzón en sus segundas nupcias. Doña María Serrano casada con don Bartolomé Pérez Garzón. Don Diego Serrano "que se ausentó". Don  Juan Serrano residente en Ibarra, Ecuador. Don Francisco, doña Ana María y doña Catalina.

Otro tronco conocido en Pamplona, de donde creemos que  parte el apellido Serrano tan señalado en la región de Zapatoca y en general del actual departamento de Santander, fue el de  Don Gonzalo Serrano, de los conquistadores de Pamplona y Valle de Upar  natural de la villa de Rivera, maestrazgo de Santiago, en España, casado en Pamplona, del Nuevo Reino de Granada con  doña Quiteria de Cuellar, hija de Pedro de Cuellar, alcalde mayor de Salazar de las Palmas, casado en primeras nupcias con  Ana Ruiz de Cuellar  y  padres de cuatro hijos, dos varones y dos hembras. Don Gonzalo y doña Quiteria fueron padres de: don Pedro Serrano muerto en Pamplona en 1613, clérigo, y don Gonzalo Serrano Cuellar, "El Mozo" Encomendero de Tangaroa y  comerciante, quien casó en Pamplona el 15 de agosto de 1582 con doña Isabel Quintero, nieta del conquistador  capitán Pedro Quintero Príncipe, llegado a Santa Marta en 1539 y  casado con la pamplonesa María Sánchez Castellanos. Testigo del  matrimonio de don Gonzalo y doña Isabel fue el capitán Ortún Velasco de los fundadores de Pamplona. Descendientes de este tronco fueron los hermanos, don Diego Serrano Solano casado con doña Catalina González del Busto y don Baltasar Serrano Solano casada con doña Juana María Rodríguez Durán nacida en Girón y quienes llevaron el apellido al actual departamento de Santander.

 SORZANO.

Apellido de origen vasco, toponímico de la población de Sorzano en Logroño, Sierro de los Cameros en la provincia de  La Rioja.  A principios del siglo XIX, encontramos en Piedecuesta a don Gabriel Sorzano Nájera y Pinillos de origen cubano,  vecino de Mompós, hijo de Juan Manuel  Sorzano  y Manuela  Tomasa Nájera y quien casó en Piedecuesta el 18 de agosto de 1817 con doña María del Carmen Mantilla Navas,  allí nacida  en 1792, hija de don  Pedro Luis Mantilla Serrano y Solano y doña Juana Ignacia Prudencia Navas Calderón. Un hermano de doña Carmen, don Basilio Mantilla Navas, empecinado seguidor de la causa realista, encabezó alguna fracción rebelde a la independencia  lo que le ocasionó ser tomado preso y condenado a muerte por el nuevo gobierno. En 1819, don Gabriel que también era ferviente realista,  salió del país hacia Cuba, acompañando de su cuñado. Don Gabriel iba también  con  su esposa y los tres hijos: Francisco, José Maria y Pedro Sorzano Mantilla, todos nacidos en Piedecuesta. De ellos regresó a Colombia, don Pedro, quien había casado en Santiago de Cuba el 30 de junio de 1836 con doña Felisa López de Moya y Calderón hija del español Baltasar López de Moya y doña Paula Antonia Calderón Navas vecinos de Valmojado en Cuba. Este don Pedro y doña Felisa se radicaron inicialmente en Girón donde don Pedro ocupó los principales cargos públicos y luego se domicilió en Piedecuesta donde se formó su gran patrimonio y su familia de tres hijos; don Felipe, doña Carmelita y doña Rosa, quienes a su vez formaron las familias Sorzano González, González Sorzano y Barco Sorzano, que llegan a nuestros dias e hicieron una distinguida e importante familia del departamento de Santander.

 SOTO.

El primer personaje que encontramos en la Nueva Granada con este apellido fue a don Alonso de Soto, natural de Valladolid y casado con doña Mencia de Collantes, hija de don Juan Muñoz de Collantes y  Francisca Inga, la princesa, sobrina del "Gran Inga Rey del Cuzco". Don Alonso y Mencia tuvieron por hijos a  Alonso de Soto,  Hernando de Collantes casado con doña María Hernández, María de Collantes, Francisca de Collantes y Juan Soto de Collantes.

Don Alonso de Soto, segundo del nombre, casó con doña  Ana Hernández, natural de Palencia, en Extremadura, hija legítima de Francisco Martín, y fueron padres de Francisco de Soto, Alonso de Soto, Juan de Soto Collantes, Mencia de Collantes  y Gabriela de Soto.

 Los pobladores de este apellido en la región de los Santanderes  son los descendientes de don Francisco de Soto  Montes de Oca, nacido en Cúcuta en enero de 1789 y quien era hijo de don Buenaventura Soto, quien aparece en Cúcuta en primer documento en 1778 y en el Padrón General en 1792 como  persona principal. Casado con  doña Manuela Montes de Oca, venezolana de la región de Mérida. Don Francisco, su hijo, fue representante en el Consejo de la Nueva Granada, amigo del general Santander, colegial de San Bartolomé,  fallecido en Bogotá en 1846 y en cuyo honor se nombró como Provincia de Soto en los albores de la República., una parte la región comprendida en los actuales departamentos de Santander. Había casado con doña Maria Linares con  descendencia.

 SOTOMAYOR.

Apellido gallego, del Valle de Soto en la provincia de Pontevedra. En 1445 don Juan II de Portugal le concedió a este apellido el señorío en la persona de don Gutierre de Sotomayor. En la Nueva Granada el primero que encontramos es a Don Alfonso de Sotomayor, hijodalgo, hijo legítimo de  Pedro de Sotomayor y doña Ana Garzón de Tauste. Nietos de don  Fernando de Sotomayor y Tellez de Figueroa, natural de la ciudad de Cáceres en Extremadura y de doña Leonor de Figueroa. De don Alonso Garzón de Tauste y doña María Aguilar. (Los Garzón de Tauste fueron vecinos muy importantes de Timaná)  Don Alfonso de Sotomayor, fue encomendero de Nuestra Señora de Altagracia de los Utagos, corregidor de naturales, casó con doña Ana de Blasco, hija legítima de don  Alonso Hernández Mohedano y Blasco y doña María Collantes, vecinos de Santafé. Fueron hijos del  matrimonio de don Alfonso y doña Ana: don Francisco, doña María, doña Feliciana casada con don José de Rueda Sarmiento;  doña Violante  y doña Inés de Sotomayor y quienes eran vecinos del actual departamento de Santander, donde se considera como el fundador de su actual capital,  la ciudad de Bucaramanga a don Andrés Páez de Sotomayor.

SILVA.

Apellido de origen portugués. La primera familia con este apellido que encontramos en el Nuevo Reino de Granada es la familia fundada  por la descendencia de don Cristóbal Gómez Nieto y doña Leonor de Silva Escalante. Los hijos de este matrimonio llevaron el apellido Gómez de Silva, y a la segunda o tercera generación usaron  solamente Silva. Don Cristóbal que llegó al Nuevo Reino de Granada en compañía de Nicolás de Federman, aproximadamente en 1534, ocupó notoria y brillante posición dentro del grupo de los conquistadores. Fue uno de los pobladores y fundadores más distinguido y estuvo presente en las fundaciones de Tunja y de Vélez. Casó con doña Leonor de Silva hija de don Juan de Collantes y doña Mencia de Silva  también personajes muy relevantes de de la época de los conquistadores  y el poblamiento de la región central de nuestro País. Doña Mencia y de doña Leonor, madre e hija, naturales de la Alhambra, pertenecía al señalado linaje de los Silvas de Jerez de la Frontera. Fueron estos tan ilustres personajes, los genitores  de las familias de apellido Silva que se extendieron en las provincias de Vélez y San Gil y las cuales hicieron un linaje muy apreciado y reconocido en el país.

39.- TAPIA- TAPIAS.

En don Juan Flórez de Ocáris encontramos este apellido escrito como Tapia, pero podemos pensar que mas tarde fue cambiada su grafia por la que hoy conocemos como Tapias. Encontramos varios  personajes en la región. Uno de ellos, quizá el más conocido fue el maestre de campo don Antonio de Tapia, encomendero, hijo de don Antonio de Tapia y de doña Petronila de Olarte residentes en Tunja, y quienes debieron llegar al finalizar el siglo XVI al Nuevo Reino de Granada. Don Antonio casó en primeras nupcias en Tunja, con su prima doña Catalina de Vargas  Matajudios y Alarcón, con descendencia. En segundas nupcias casó en Ocaña con doña  Catalina de Aramburu, con descendencia.

También encontramos al español don Alonso Valero de Tapia, natural de la villa del Puente junto a Talavera de la Reina en Toledo, hijo de don Francisco Valero y de doña Isabel de Tapia.  Don Alonso casó en 1585 con doña Juana de  Penagos, hija de don Juan de Penagos y doña Leonor Sánchez de Cos, y fueron padres de Isabel de Tapia Penagos,  Juan de Penagos, Leonor de Tapia Penagos, Agustina de Tapia Penagos  y Alonso Valero de Tapia. Consideramos que en esta rama, el apellido no se propagó como Tapia sino como Penagos. 

USCÁTEGUI.

De Venezuela llegó a Cerrito, hoy departamento de Santander, don Antonio María de Uscátegui Rojas, hijo de don  Carlos de Uscátegui y de doña Margarita de Rojas, naturales de El Ejido una villa en el estado de Mérida en Venezuela. Colegial del Rosario. Vistió la beca en 1776. Don Antonio casó en El Cerrito con doña  María Dorotea Barajas Calderón, el 13 de enero de 1808, hija de don Juan Manuel Barajas y doña Dominga Calderón. Entre los  siete hijos de este matrimonio seguiremos al mayor de ellos, don Ezequiel nacido el 1 de abril de 1811. Por 1838 contrajo matrimonio con  doña Antonia Duarte Rangel  quienes fueron los padres del doctor Eulogio Uscátegui Duarte nacido en Cerrito en 1847, prestigioso médico residenciado en Piedecuesta allí casado con doña Rosalía Mantilla López donde formó su familia  considerada el principal tronco del apellido muy propio del  actual departamento de Santander.

VALDIVIESO.

Apellido originado en el Valle de Valdivieso en Burgos España. Una rama del apellido se avecindó en  las Islas Canarias, en Tenerife. Llegaron al Nuevo Reino dos hermanos con ese apellido al iniciar el siglo XVIII: Don Juan y don Joseph García de Valdivieso. Don Juan casó en San Juan de Girón con doña Toribia Mantilla, nacida en 1684, viuda, hija de capitán Francisco Fernández  Mantilla de los Rios y doña María Martín Nieto de Paz.  Don Juan  fue alcalde de primer y segundo voto por 1724 de San Juan de Girón. Don Juan y doña Toribia fueron padres de dos hijos: Agustín y Juan  nacidos en la misma ciudad en 1715 y 1720.

Don Joseph casó en San Juan de Girón con doña Ignacia Manuela Martínez de Aponte con una numerosa descendencia de ellos sabemos de los varones: don Ignacio nacido en 1743,  don Agustín José, nacido en 1749, don Juan Manuel nacido en 1751, don Pedro en 1753, don Manuel Ramón bautizado en mayo de 1757, todos casados y con descendencia y los genitores del apellido en la región y consideramos que en el País.

VALENZUELA.

Don Diego Antonio de Valenzuela y Fajardo, natural de Córdoba.  Cabeza de Reino, de cincuenta años en 1691, hijo legítimo de don  Luis de Valenzuela Fajardo, Caballero de la Orden de Alcántara, y de doña Isabel Monte y Mendoza. Don Diego Antonio, era Caballero de la Orden de Santiago, maestre de campo de la provincia de Popayán. Depositario general en la ciudad de Santafé.  Alcalde ordinario más antiguo de la ciudad de Santafé  en 1667. Casó con María Teresa Beltrán de Caycedo. Fueron padres de: Agustín, Nicolás Cayetano, Gregorio y Luis Francisco de Valenzuela Fajardo.

Encontramos en esta región, en San Juan de Girón, a don Juan Fernández de Valenzuela Morales, allí fallecido en  1740 y quien casó con doña Isabel Martín-Nieto Uribe Salazar, nacida en Girón en 1687 y de quienes conocemos dos hijos; don Pablo Antonio y don Nicolás de Valenzuela  Martín-Nieto, quien formaron sus hogares en esa ciudad con muchísima descendencia y fueron los genitores mas conocidos del apellido Valenzuela en el país. No sabemos  si este señor Fernández de Valenzuela era descendiente de don Diego Antonio o era otra rama con el mismo apellido. 

VESGA.

El apellido procede de un sitio llamado Las Vesgas en Burgos. Inicialmente el apellido era nombrado Vesca, en América lo conocemos como Vesga y Vezga. En San Juan de Girón encontramos a don Juan de Vesga y Santiago, quien testó el 20 de agosto de 1684  hijo de don  Juan de Vesga y doña María López de Vesga vecinos de Villanueva en la provincia de Burgos en España. En el Nuevo Reino de Granada  casó en Girón con doña Antonia de Uribe Salazar, la que testó en San Gil en 1695. Fue un hombre muy acaudalado, con propiedades en Río Frío y Pie de la  Cuesta. Don Juan y doña Antonia fueron padres de nueve hijos, cuatro varones y cinco mujeres,  quienes extendieron el apellido en la región con familias no muy numerosas.  

VILLAMIZAR.

Este apellido español de la provincia de León, toponímico, originario de la Villa Mizar cerca de  la ciudad de León. Este apellido  es muy común en las regiones de los actuales departamentos de Santander en Colombia  y en las provincias de Táchira y Mérida de la republica de Venezuela. De quien primero tenemos noticia como portador de este apellido en Pamplona  fue don  Alonso Rodríguez de Villamizar, peninsular, casado en esa ciudad, con doña Ana Caballero de Olivos Bazán  matrimonio con mucha descendencia. Don Alonso tuvo cargos de representación en Pamplona y en la población de Guaca donde se conservan con veneración sus restos mortales. Uno de sus nietos fué don Juan Antonio Villamizar y Pinedo bautizado en Pamplona el 11 de octubre de 1722 casado con  Beatriz Lucia de la Peña,   padres de ocho hijos, entre ellos: don Luis Dionisio Villamizar de la Peña, quien  vistió la beca  del Rosario el 30 de diciembre de 1746 y fué Vicerrector del Claustro de 1758-1761. Don Romualdo de Villamizar de la Peña, vistió la beca del Rosario en 1752, clérigo, cura de Chinácota.  Doña Emiliana de Villamizar de la Peña casada con José Aniceto de Burgos, alguacil mayor del Santo Oficio, alcalde ordinario de Pamplona. Gobernador de la provincia de los Llanos  y  don Juan Antonio Villamizar de la Peña, bautizado en Chopo, hoy Pamplonita en julio de 1697,  a quien consideramos como genitor de este muy distinguido apellido de la región. Teniente de gobernador. Corregidor de justicia, entre muchos otros cargos en Pamplona. Hombre de mucha fortuna. Terrateniente.  Casado con doña María Águeda Gallardo y Guerrero hija de José Gallardo y Valencia y Rosa Guerrero y Vela nacidos  en Pamplona, matrimonio del cual fueron hijos entre otros: don José María Villamizar y Gallardo nacido en Pamplona  y allí casado con doña Maria Ana Josefa Valencia y Peña, hija de don Joaquín  Valencia y Jaimes y doña Isabel Ana de la Peña Rincón, y quienes tuvieron una extensa familia que dio lustre a la sociedad pamplonesa.

ZÁRATE.

Don Domingo Ortiz de Zárate, nacido en la ciudad de Burgos donde fué nombrado, por 1626, como alguacil ejecutor de Cruzada.  Hijo legítimo de don  Domingo Ortiz de Zárate y doña  María Ortiz de Arriaga  y quienes habían casado en Mamuger, provincia de Ochandiano. Don Domingo Ortiz de Zárate casó en su patria con doña María de Villamar, y de este matrimonio nació  un hijo don Manuel Ortiz de Zárate, clérigo, con quien llegó al Nuevo Reino aproximadamente en 1630. Don Domingo, casó en segundas nupcias con doña Constanza de Velasco Salazar, viuda,  hija  legítima de don Diego de Velasco y doña María de Yzaguirre. Del matrimonio de don Domingo y doña Constanza,  nacieron tres hijos,  dos mujeres y un varón que fué don Diego Ortiz de Zárate  casado en Vélez, donde al parecer nació, con doña Agustina de Peñuela. Encomenderos de Oiba. Doña Agustina era hija del capitán Juan de la Peñuela  y doña Francisca de Medel, españoles. Don Domingo y doña Agustina, fueron los genitores de    la descendencia Zárate extendida especialmente en el departamento de Santander. Esta familia por ambos troncos es de señalada hidalguía y con una ascendencia española muy notable. 

Indice                   Anterior               Bibliografía

 
Ir a página:  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  16  | 
Contáctenos
Biblioteca Virtual Búsqueda avanzada Contáctenos